Q'hubo imagen promocional

Mordiscos de placer

En mi buzón de sugerencias me llegó una carta de una lectora que me pidió algunas recomendaciones para brindarle mordiscos de placer a su pareja.

Según los expertos los dientes y labios son una buena alternativa para cambiar la rutina, y experimentar nuevas sensaciones, ya que cada parte del cuerpo puede ser besado o mordido.

Amiga lo primero que te recomiendo es que realices un mordisco oculto. Este puede ser muy suave, y dejar un poco de enrojecimiento en la piel. Es muy discreto y sólo ustedes sabrán la causa de esa tonalidad.

Amiga también podés mordisquear el labio inferior o las mejillas de tu pareja, al mismo tiempo que presionas la piel hacia ambos lados.

Para iniciar a morder te recomiendo que definas el punto. Elige una zona muy pequeña y trata de morderla con sólo dos dientes, y de forma firme pero suave, para dejar una pequeña marca erótica.

Tomá en cuenta que para realizar esta mordida debés utilizar todos tus dientes, mordé suavemente las zonas erógenas de tu pareja, dejando pequeñas marcas de placer como glúteos, espalda, senos, abdomen, entre otros.

Otra técnica que podés utilizar para seducir a tu pareja es morder algún alimento u objeto de forma sensual, mientras la miras fijamente.

Recordá que es muy importante mantener una adecuada salud bucal, ya que además de prevenir infecciones, lucirán más atractivos para su pareja. A disfrutar de esta nueva manera de dar placer a tu pareja.

Otras Noticias