Sexo oral con brackets

Queridos lectores, ayer recibí el mensaje de Marianela, quien me contó que le acaban de poner los brackets o frenillos y tiene miedo de lastimar a su novio durante el sexo oral.

Quiero comentarles que realicé algunas consultas con algunos dentistas. Ellos sostienen que, al colocar los frenillos, se necesita un período de adaptación de un par de meses para poder ser capaz de besar o practicar sexo oral con total normalidad.

No obstante, hay posibilidades de que la otra persona tenga temor a cortarse, pero eso no es posible. Vos no vas a usar los dientes, si no los labios y la lengua para darle besitos a la lombriz. Todo es cuestión de adaptarse.

Amiga, no dejés que tener brackets te limite a dar y sentir placer, solamente debés que perfeccionar tu técnica. Solo tené cuidado con el vello púbico, ya que puede enredarse entre los alambres. Podés comenzar lamiendo el pene, desde la punta hasta la base, darle algunos mordisquitos e introducirlo en tu boca, según tu capacidad. Esa sensación metálica en la punta lo va a enloquecer, como pequeñas descargas eléctricas.

Hay que ver el reto como una oportunidad probar cosas nuevas, de explorar su sexualidad, pues con brackets o sin ellos, vos podés disfrutar al máximo con tu pareja.

Otras Noticias