“Ni cosquillas me hizo”

Hace pocos días llegó a mi consultorio Génesis, una jovencita de 22 años. Ella me contó que recientemente conoció a un muchacho en una discoteca.

Entre ellos hubo química sexual de manera inmediata, terminaron dándose un revolcón.

A pesar que el joven era muy guapo, no logró disfrutar del polvo. El pene de su compañero sexual era muy pequeño. “Doctora, ni cosquillas sentí”, me dijo tristemente.

Mi estreno en las artes amatorias

Ante tal afirmación, yo le dije que lo olvidara, pues si no le gustó que no lo vuelva a hacer. Sin embargo, me confesó que él le gusta y quiere volver a probar; por lo cual me pidió algunos consejos.

Amigas lectoras, el tamaño no importa si lográs la posición correcta. Una de ellas es de perrito. Vos te ponés en cuatro sobre la cama, y él te penetra por detrás. Según los expertos, con esta postura hay penetración profunda. Seguro la disfrutarás muchísimo. Te invito a practicarla.

Las mejores posiciones para gorditos

También está la posición piernas arriba. Vos te acostas boca arriba en la cama, él toma tus piernas, y las sube sobre su hombro. Este es un ángulo perfecto para una buena penetración. 

De igual manera, funciona muy bien la posición de la cucharita. En esta los dos están acostados lateralmente y la penetración es vaginal, pero por la parte de atrás. Esta postura es una de las más románticas porque están juntitos como acurrucaditos.

Tips para un revolcón

Lo mejor es que vayás probando diferentes posiciones sexuales y te quedés con las que sintás mayor placer. Si él la tiene chiquita, pero respondona, entonces sos una suertuda. Ambos deben dejar libre la imaginación para experimentar.

El mejor consejo que te puedo dar es que no te limités a las posiciones clásicas, seguro solamente probaron del misionero, y ahí fue donde tuvieron el pegón. Espero que la próxima vez ambos disfruten plenamente.

Otras Noticias