Sexo con un veinteañero

Hace pocos días llegó a mi consultorio Rebeca, una mujer de 35 años, quien me contó que está saliendo con un muchacho de 21 años. Ella dice que lo poco que tiene de edad, lo tiene inversamente proporcional a la cantidad de placer que él le da en cada traqueteo.

Amigas lectoras, la verdad es que tener sexo con un hombre varios años menos nos garantiza placer en la cama, porque como decimos  popularmente están con toda la leche y las ganas.

Cómo iniciarse en el traqueteo

Así que si decidís tomar el riesgo, prepárate, porque mínimo tendrás que aguantar tres rounds. El asunto es que si te lo buscás muy niño te puede salir inexperto y te va a tocar enseñarle, aunque no creás que es un trabajo tedioso porque una vez que tenga la mecha prendida, lo demás vendrá por instinto.

Como buena maestra enseñá  primero los juegos  preliminares, él como buen aprendiz debe conocer los puntos de placer. La estimulación de las zonas erógenas es muy importante, los senos, las piernas, el cuello, entre otros. También las posiciones básicas como de perrito, la cucharita, la vaquerita, entre otras. Aunque no se puede subestimar, cuidado y sabe más que vos.

Travesuras sexuales

Eso sí, no podés perder de vista que el que con niños se acuesta amanece mojado. Aunque el rendimiento lo tendrás garantizado, el riesgo es que el muchachito te salga pegajoso y luego quiera andar detrás de vos o controlándote.

 Por otro lado, tenés que tomar conciencia que los niños así fogosos son para sexo, no para una relación estable, así que nada de enamorarte. Disfrutalo sin expectativas falsas ni ilusiones, porque vivir con inmaduros es un infierno. Lo importante es disfrutar el momento plenamente. Muchos jóvenes prefieren a mujeres mayores por la experiencia.

¿Cómo gozar del traqueteo al máximo?

Finalmente te recomiendo que no olvidés tomar las precauciones, es decir, usar preservativo por un embarazo no deseado y cualquier infección de transmisión sexual. ¡Disfrutá de tu aventura!

Otras Noticias