Por qué las uñas se quiebran

La alimentación: si no consumís las suficientes vitaminas A y B, hierro, proteínas, zinc y calcio, corrés el riesgo de que las uñas acaben feas y amarillentas.

La descalcificación: esto se produce cuando no ingerimos la cantidad necesaria de calcio o existe algún problema que impide retenerlo en el cuerpo.

Las enfermedades: algunas de las más relacionadas a las uñas frágiles son la anemia, hipotiroidismo o hipertiroidismo, mala circulación y reumatismo.

Otras Noticias