Q'hubo imagen promocional

Numancia empata con el Madrid en copa

El Numancia, equipo de la Segunda División española, agravó el mal momento de un Real Madrid bloqueado mentalmente, que se dejó llevar con ventaja en el marcador

clasificado para los cuartos de final de la Copa del Rey y acabó encajando otro mal resultado sin reacción de la “segunda unidad”.

Las buenas intenciones no fueron asociadas de brillantez. Como ocurrió ante un Segunda B como el Fuenlabrada, el Numancia tuteó al gigante y acabó encerrándolo para conseguir un empate como premio a su esfuerzo. Con descaro, sabiendo que aspirar a la remontada era una utopía por mucha crisis que viva el Real Madrid, pero con ganas de disfrutar de una experiencia única en un gran estadio al que quieren volver con asiduidad.

A los 10 minutos Carvajal demostró lo importante que es en el Real Madrid. Sus subidas con centros medidos son un arma irrenunciable para Zidane. De su rosca y el movimiento de Mayoral arrastrando los centrales, se benefició Lucas Vázquez que cabeceó picado a la red.

Entra Guillermo

Higinio comenzó a inquietar hasta que cayó lesionado. Era el héroe numantino de la Copa y cedió el testigo a Guillermo que se salió. En su primera aparición ya había marcado. Al borde del descanso la buena salida de balón de Larrea encontró la carrera por la izquierda de Mateu y su pase fue un regalo para el punta.

Cualquier rival tiene ocasiones esta temporada en el Bernabéu y de su acierto depende el resultado. Por orgullo salió el Real Madrid en el segundo acto por la victoria, con la clasificación en el bolsillo pero intentando responder ante la obligación.

Un cambio de ritmo de Kovacic en su jugada característica rompiendo líneas desde el centro del campo provocó el segundo tanto blanco. El centro de Asensio lo mataba de cabeza Mayoral para asistir a Lucas Vázquez que fusilaba arriba su doblete.

El que debía ser tanto de la sentencia acabó siendo el de la relajación para un Real Madrid que cedió la posesión al Numancia y le permitió crecer de nuevo en el partido. Zidane metió a Isco y recibió un castigo a un cambio incomprensible. Quitó a su único delantero, Mayoral, para meter a Casemiro.

Las llegadas del Numancia comenzaron a sucederse en la recta final con Dani Nieto generando peligro con cada centro. Casilla salvaba un mano a mano a Nacho, veía como Kovacic salvaba un remate a placer de Pere Milla y nada podía hacer con su estirada al bonito cabezazo de Guillermo que ponía el sonrojante empate a dos para el madridismo. El mismo resultado en la vuelta en el Bernabéu en dos eliminatorias ante equipos menores y con la incertidumbre de lo que está por llegar en el momento más bajo de la era Zidane.

Otras Noticias