Ligas mayores ponchan a Canó

El astro dominicano Robinson Canó fue suspendido 80 juegos por quebrantar el reglamento antidopaje del beisbol de las Grandes Ligas.

Las Mayores anunciaron la suspensión del segunda base de los Marineros de Seattle el martes, una impactante noticia que deja fuera al baluarte de la ofensiva de un equipo con ambiciones de clasificarse a la postemporada en la Liga Americana.

Canó dio positivo por furosemide, un diurético. En un comunicado divulgado por medio del sindicato de peloteros, Canó señaló que recibió la sustancia en su país natal y que no sabía que estaba prohibida.

“Me la dio un doctor con licencia en la República Dominicana para curar una dolencia médica”, dijo Canó. “No me di cuenta en ese momento que me dieron un medicamento que estaba prohibido, obviamente ahora deseo haber sido más cuidadoso”.

Se trata de la primera sanción que recibe Canó en una carrera que tenía todo el potencial para llegar el Salón de la Fama.

El dominicano se perfilaba como uno de los pocos jugadores en actividad con posibilidades de alcanzar los 3,000 hits en su carrera, además de ser un brillante jugador defensivo.

“Durante más de 15 años, haber tenido la oportunidad de jugar al beisbol profesional ha sido el mayor honor y privilegio de mi vida”, dijo Canó en el comunicado. “Nunca haría nada para engañar las reglas del deporte que amo, y después de someterme a numerosos exámenes de drogas durante más de una década, nunca he dado positivo por una sustancia para mejorar el rendimiento por la simple razón de que nunca he tomado una”.

“Esta fue la decisión más difícil que he tomado en mi vida, pero finalmente la decisión correcta, dado que no discuto haber recibido la sustancia”, dijo Canó. “Me disculpo con mi familia, mis amigos, fanáticos, mis compañeros de equipo y la organización de los Marineros. Estoy muy agradecido por el apoyo que he recibido durante este proceso”.

Canó ha sido elegido ocho veces el Juego de Estrellas, llevándose el premio al Jugador Más Valioso de esa exhibición el año pasado. También fue líder de la selección de República Dominicana que conquistó el título del Clásico Mundial de Beisbol en 2003. Pero ahora deberá lidiar con el estigma de una suspensión.

“Robinson cometió un error. Nos explicó lo ocurrido, aceptó el castigo y se ha disculpado con los fanáticos, la organización y sus compañeros. Apoyaremos a Robinson para superar esta desafío”, dijeron los Marineros en un comunicado.

Otras Noticias