Q'hubo imagen promocional

Disparos en tramo del Iván

El comerciante Isidro Olivas estaba a punto de cerrar su negocio cuando fue sorprendido por tres disparos de bala que impactaron en las vitrinas y la ventana de su local.

Olivas explicó que los hechos ocurrieron a las 5:00 p.m. mientras recibía a un visitante, quien sufrió un refilón en su rostro, sin mayores incidentes.

“No tengo problemas con nadie. Nos soy ni de la izquierda ni de la derecha. Los disparos vinieron del lado de los semáforos de El Verdugo. Ahí hay un tranque”, dijo el vendedor.

La situación causó alarma entre los comerciantes del parqueo de los lácteos, quienes evitaron referirse al asunto por temor a represalias.

Sin denuncia

La víctima expresó que decidió no interponer denuncia ante las autoridades policiales porque considera que no se iban a tomar la molestia de investigar el caso.

En el tramo de Olivas todavía son visibles los orificios de bala en la ventana de metal del negocio.

“Estoy pensando irme más temprano porque aquí se estaban cerrados los otros tramos. Solamente yo tenía abierto a esa hora”, expresó Olivas.

Uno de los dueños de los tramos aledaños, quien pidió anonimato, manifestó que la situación estaba muy peligrosa al caer la tarde y la noche en el centro de compras.

“Nosotros tenemos miedo de que nos vengan a matar aquí. En la noche es terrible pasar cerca de esos tranques. Andan unos motociclistas merodiando en el sector. No sabemos a qué hora se va a armar”, apuntó.

Otras Noticias