Mamón y Pitahaya en flota

Dos frutas tropicales y exóticas a las que se les ve solamente en ciertas épocas de año, se han puesto de moda en los puestos de venta de frutas y verduras del mercado de la ciudad de Rivas. Se trata del mamón y la pitahaya, las cuales han llegado a diversificar la tradicional oferta de frutas.

El llamativo color rojo de la pitahaya inició a inundar el mercado rivense desde inicio de junio, y según los comerciantes esta fruta tiene una buena demanda, por su exquisito sabor y sus cualidades para ayudar a aliviar el estreñimiento y eliminar las toxinas del cuerpo.

Raquel Morales, propietaria de uno de los puestos de venta, manifestó que tanto la pitahaya como el mamón se encuentran en período de cosecha y que por esta razón han inundado el mercado.

“La temporada de la pitahaya es entre los meses de junio y agosto. La producción inicia a disminuir hasta que vuelve a desaparecer. Esta época es la oportunidad para degustarla en refrescos, helados, mermeladas o gelatinas”, indicó Morales.

Según los comerciantes la pitahaya que ellos están ofertando, es producida en Masaya, y la unidad la están vendiendo a los rivenses entre C$10 y C$20, según el tamaño.

Por su parte, Reyna Latina, otra de las comerciantes de frutas, quien tiene su tramo en el costado oeste del mercado, explicó que cuando la pitahaya está en cosecha el precio de la fruta disminuye, “pero cuando pasa su período, la fruta se vende entre C$30, y C$40”, dijo.

La nutricionista Rosmy Asencio dijo recientemente a Q Hubo que la pitahaya es una fruta exótica que proviene de un tipo de cactus y cuenta con gran cantidad de nutrientes beneficiosos para la salud.

“Esta fruta es rica en vitamina C, también contiene vitaminas del grupo B (como la B1 tiamina, B3 o niacina y B2 riboflabina), minerales como: calcio, fósforo, hierro y tiene alto contenido en agua y posee proteína, vegetal y fibra soluble”, detalló la especialista.

Agregó que “las semillas que son comestibles contienen ácidos grasos beneficiosos y la fruta en general es antioxidante y tiene acción antitumoral y antiinflamatoria.

Los mamones

Por otro lado, en los canastos de las comerciantes rivenses también resalta las piñas de mamones, los cuales son utilizados en la preparación de refrescos aunque la inmensa mayoría prefiere saborear directamente el sabor agridulce de la pulpa.

La piña de mamón se oferta en el mercado rivense a C$10 y la producción procede tanto de Rivas como de otros departamentos del país.

En el mercado esta fruta pequeña y redonda también se vende por docena a un precio que oscila entre C$80 y C$100, según los puestos de venta.

“El mamón lo buscan para hacer helados, refrescos y también algunos vendedores ambulantes que compran por docena para luego comercializar en la entrada de colegios”, explicó la comerciante Miriam Jarquín.

Otras Noticias