Se la juega por sus hijos

Jessica Galeano, de 29 años, se recorre a diario casi todos los sectores del mercado Oriental ofreciendo recortes de pastel a C$10.

A esta joven madre soltera de tres niños, ni el sol ni la lluvia la detienen para poder ganarse el sustento para sus pequeños, quienes la esperan en su casa con mucha alegría todas las tardes.

Galeno tiene más de 10 años de trabajar como vendedora ambulante en el Oriental; sin embargo, cumplirá un año de vender recortes de pastel. “Yo he vendido cosméticos de belleza, perecederos y ahora recorte de torta, siempre he buscado cómo ganarme la vida honradamente y de que no le falte el alimento a mis hijos”, destacó.

Inversión

De acuerdo con Galeano, los recortes de pastel los compra a diario en uno de los supermercados más reconocidos del país, que distribuyen los famosos pasteles de esquimo. Invierte C$200 diarios y se gana C$300.

“Esto es algo que se vende bastante porque a la gente le gusta y saben de donde es la torta, en el día me vendo C$500, pero mi ganancias es de C$300, porque tengo que comprar al día siguiente otra vez el producto”, detalló.

No obstante, reconoce que es un trabajo bien cansado. “Vendo todo, todo, pero tengo que pegarme unas caminadas inmensas, porque para poder vender todo lo tengo que hacer, a veces el mercado me lo recorro de punta apunta”, manifestó.

Aunque, “cuando me siento cansada, me siento a descansar, pongo mi pana en el suelo y desde donde estoy anuncio lo que vendo”, añadió.

Apesar de la asoleada, Galeano dice que se siente muy contenta de su trabajo, porque lo hace con mucho amor por sus hijos. “No importa que cansada llegue a mi casa, llego a prepararles comida, a limpiar la casa y a pasar con ellos”, expresó.

Ventas

Galeano entra todos los días al centro de compras a las 8:00 a.m. y se retira a eso de las 2:00 o 3:00 p.m., porque las ventas han estado malas en los últimos meses.

“Hace unos cinco meses a las 11:00 a.m. ya estaba en mi casa, en cuanto entraba al mercado me ponía a ofrecer y lo vendía rápido, pero ahora me tengo que ir hasta venderlo todo y termino como en la tarde, la venta se ha puesto un poco más difícil, pero ahí vamos, no nos afligimos”, dijo Galeno.

Sin embargo, asegura que ocasionalmente se va a ofrecer los recortes de pastel a los mercados Israel Levites y El Mayoreo. “Pero se vende más en el Oriental, porque es más grande y vienen más compradores”, indicó.

Otras Noticias