Piloto chapín vuela a prisión

Wilmer Estuardo García, de 32 años y de nacionalidad guatemalteca, deberá esperar al menos un año en la cárcel para que un juez decida, en juicio oral y público, si es o no culpable del delito de transporte internacional de estupefacientes que le atribuye la Fiscalía.

El juicio contra Estuardo será de tramitación compleja, según lo resuelto ayer por el juez Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Henry Morales.

La tramitación compleja del proceso automáticamente duplica los términos legales del mismo, es decir, en vez de durar tres meses, durará seis.

La fiscal auxiliar Blanca Calero dijo que la tramitación compleja del proceso judicial es debido a que Estuardo García supuestamente es parte una red internacional del narcotráfico.

Wilmer García, quien es piloto de profesión, fue capturado por la policía el pasado jueves 10 de mayo en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, cuando intentaba pasar a territorio costarricense transportando 14 paquetes de cocaína que pesaron 17,340 gramos.

La droga iba oculta en el tablero de la cabina del cabezal, en un parlante de radio de forma cilíndrica, ubicado detrás del asiento del conductor y en un compartimento de fábrica usado para guardar ropa, según la acusación fiscal.

David Vallejos Rivera, defensor público del presunto narcotraficante guatemalteco, no se opuso a la aceptación de la acusación, pero por “razones humanitarias” solicitó una medida distinta a la prisión preventiva para su representado.

El juez Henry Morales le decretó la prisión preventiva y programó la audiencia inicial para el próximo 7 de junio a las nueve de la mañana.

Extraña coincidencia

El Código Penal castiga con pena de 10 a 20 años de prisión el transporte internacional de estupefacientes y multa de 500 a 1,000 días del salario mínimo del sector industrial.

En 2013, los pasaportes de dos hondureños aparecieron en un campamento con armas, en Asturias de Pococí (Limón), Costa Rica.

Coincidemente, los documentos de viaje tenían los nombres de Wilmer Estuardo García Caballero, de 27 años, y de Wilmer Antonio Montoya Enamorado, de 41 años, según informó La Nación en su momento.

Esos pasaportes fueron encontrados en una casa abandonada en Asturias, donde las autoridades también hallaron cinco fusiles, miles de dólares y un helipuerto.

La Policía hondureña informó a Costa Rica en su momento que Montoya es oriundo del municipio de Olanchito, en el departamento de Yoro. Mientras, García nació en el municipio Macuelizo, en Santa Bárbara.

Los dos hondureños salieron de La Ceiba, Costa Rica, y cuando los interrogaron en la frontera, dijeron ser guardaespaldas.

Otras Noticias