Secuestros y desapariciones

La Iglesia católica de Nicaragua denunció este martes el secuestro de la agente de comunicación arquidiocesana de la parroquia de Santa María de las Victorias.

“Angélica Baltodano Osorio se encuentra desaparecida junto a su esposo (Jimmy Doña), luego de ser secuestrados esta mañana en los ataques en El Crucero”, informó la Arquidiócesis de Managua, en un comunicado. Baltodano y Doña se sumaron de esta manera a una lista de decenas de personas que han desaparecido durante la crisis, según organismos humanitarios. Horas antes de la denuncia, el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Silvio Báez, mostraron su rechazo a los ataques en diferentes puntos del país.

Tras los ataques, unas 45 personas fueron detenidas y llevadas a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), también conocida como El Chipote.

Dos de los arrestados, Iván García y Edwin Calero, habitantes del barrio Larreynaga de la capital, fueron liberados, pero denunciaron que han sido brutalmente golpeados por paramilitares encapuchados. “Casi me quiebran la costilla, me golpearon donde me agarraron. Eran todos de civiles, pero andaban fuertemente armados”, relató Calero. “Aquí nos encontramos frente a una flagrante violación al domicilio, porque se realizaron allanamientos de moradas ilegales”, declaró Braulio Abarca, abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), donde se han recibido decenas de denuncias por detenciones ilegales.

Otras Noticias