Q'hubo imagen promocional

Nicaragua incomunicada

Las ciudades de Jinotepe, Diriamba, San Marcos, Dolores, Masaya, Granada, Nagarote, León, Boaco y Camoapa, entre otras, intensificaron ayer los tranques en las carreteras como medida de presión al Gobierno.

En el kilómetro 30 de la carretera Granada-Masaya hay un tranque que impide el paso no solo a camiones y camionetas, sino también a motociclistas y ciclistas.

Los autoconvocados que resguardan la carretera que conecta con los municipios de Nindirí y Catarina dijeron que la vía estará cerrada y disponible solo para ambulancias y casos de extrema urgencia como enfermos que se dirigen hacia los hospitales.

“Mientras se mantenga la represión contra los tranques, vamos a detener por completo el transporte para ejercer presión, no podemos permitir más muertes, agresiones y secuestros contra la vida humana, le decimos a la población que esta causa es por tener un país mejor para las nuevas generaciones”, dijo Fernando Grill.

Carazo

El tranque ubicado en las Esquinas, en Diriamba, fue tomado por los antimotines, razón por la que la gente empezó a levantar tranques en las vías alternas.

En la entrada al camino Santa Cecilia la población levantó una barricada de adoquines, debido a que este camino conecta a las ciudades de Dolores, San Marcos y Diriamba. Otra barricada se levantó en el empalme de la carretera La Boquita y San Gregorio, de donde la población en horas de la noche había alertado la presencia de camiones y camionetas cargados de antimotines.

Boaco

Manifestantes del municipio de Camoapa realizaron un paro de labores durante 24 horas, como lo hizo León.

Según dijeron, por un día no entran ni salen los vehículos en los distintos tranques de Camoapa, en todas las salidas hacia Managua, Boaco y Comalapa, ante el recrudecimiento de la situación que se vive en algunas ciudades del país.

Mientras que el del empalme de Boaco, San José y Tecolostote mantienen paro escalonado cada cuatro horas.

Managua

En el ataque entre estudiantes atrincherados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) contra policías y fuerzas parapoliciales, la madrugada del martes, no se reportaron muertos ni heridos, según Meléndez uno de los dirigentes universitarios.

“Gracias a Dios no hubo bajas ni heridos. Pasamos más de una hora y media en combate, nosotros solo con morteros y chibolas, y ellos (policías) con arma de alto calibre”, dijo Meléndez.

El ataque comenzó a la 1:55 a.m. y terminó cerca de las 3:25 a.m. Según los universitarios, desde la segunda planta de un edificio en construcción -por la carretera suburbana- los policías y los elementos parapoliciales comenzaron a dispararles.

“El vigilante no nos quiso decir que habían entrado al edificio y que desde allí nos dispararon, pero nosotros fuimos y nos subimos a la segunda planta y encontramos algunos casquillos”, relató uno de los universitarios.

Otras Noticias