Exmilitante del FSLN, avergonzado

“Fui del Batallón 372 de la Juventud Sandinista, exguerrillero, estuve en el comando de El Castillo y ahora me siento avergonzado de haber creído en Daniel Ortega, porque no sabíamos que estábamos mandando a nuestros hijos al infierno”, dijo Carlos Silva Grijalva, padre del Carlos Silva Rodríguez, del que no sabe nada desde hace 20 días, cuando lo detuvieron.

Silva Grijalva, quien militó en el Frente Sandinista y tenía por apodo El Pipe, destacó que está desencantado con el Gobierno, por su actitud contra la juventud que no solo es reprimida por pedir democracia, sino también encarcelada.

Al mismo tiempo dijo que es inhumano lo que hacen con los reos políticos que mantienen en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial.

“Mi hijo no es un asesino ni violador. Nunca ha tomado un arma y su única arma es un lápiz porque estudió Administración de Empresas”, señaló Silva Grijalva, quien instó a la población a manifestarse, demandar la libertad de los presos políticos y que no esperen a sentir en carne propia la represión para pronunciarse.

El abogado defensor de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, Pablo Cuevas, señaló que Silva Rodríguez tiene 20 días de detención sin ser formalmente acusado, por lo tanto esta ilegalmente detenido y sus derechos ciudadanos y humanos han sido irrespetados.

Dijo que harán uso de los recursos que permite la ley para proteger su integridad y sus derechos.

El joven Silva Rodríguez fue detenido en el parque Luis Alfonso Velásquez por decir “cuando ganemos le cambiaremos el nombre al parque”.

Fue presentado por la Policía Nacional como un cabecilla terrorista que derribó al menos un árbol de la vida.

María Rodríguez Silva dijo que la detención de su hijo ocurrió el 25 de agosto en el parque Luis Alfonso Velásquez, después de jugar con el equipo de la Alcaldía de Managua y a él se le ocurriera decir que el parque cambiaría de nombre,lo que disparó las alarmas de los vigilantes que inmediatamente lo bombearon.

Señala que la policía ahora usa como elemento de prueba una foto de su Facebook donde aparece sobre un árbol de lata tumbado que él no cortó.

La familia del joven sufrió asedio desde el arresto y las hijas del mismo tuvieron que irse de su casa.

Otras Noticias