Asaltan a periodista

Dos días seguidos en diferentes puntos de Managua, el modus operandi ha sido el mismo. Dos sujetos a bordo de motocicleta realizan atracos. El pasado martes a Francisco Javier Picado González le arrebataron más que el celular, le quitaron la vida.

Ayer Valeska Rivera, periodista de Acción 10, fue víctima de robo con intimidación junto a su esposo cuando se dirigían a abordar un taxi para ir a sus respectivos trabajos.

Rivera comentó que el hecho ocurrió en reparto Los López, al este de Managua, a las 5:10 a.m., porque iba a la revista de la mañana.

“En la madrugada veo que está un motorizado con su acompañante, con botas oscuras y sus cascos puestos. Le dije a mi esposo ‘los veo raros, avancemos hasta una casa donde nos dejen entrar’, hasta ese momento fue preventivo”, recordó la periodista.

Refirió que los sujetos los interceptaron más adelante, aunque tuvieron tiempo para arrebatar el bolso que su esposo llevaba en su mano izquierda.

“Se bajan de la moto, no me preguntan por dinero, no me dijeron dame el bolso ni me quitaron el reloj, por lo único que me preguntaron fue por el celular, es más, ni bolsearon a mi esposo porque podía andar su billetera que es lo más común que hacen los ladrones”, contó la víctima.

Agregó que era una insistencia con el celular y el acompañante fue quien le apuntó en la frente.

Suplicó por su vida

“Hubo un momento que supliqué por mi vida y la de mi esposo porque tenemos una niña pequeña. Mi esposo trató de resguardarme, pero le dijeron que se apartara y me seguían apuntando”, indicó la afectada.

La víctima descartó que fuera un hecho delictivo común, porque insistía tanto en el celular.

“Volví a suplicar por nuestras vidas cuando nos pidieron que nos colocáramos frente a una pared. De pronto se subió a la moto y se marcharon”, dijo Rivera, quien fue a interponer denuncia al Distrito VII de la Policía.

La afectada cubrió un enfrentamiento en el municipio de Nindirí, donde quebraron la cámara a Larry Orozco, durante la crisis que inició el 19 de abril.

El Robo

Francisco Picado González, quien fue asesinado la mañana del martes mientras esperaba el bus en la terminal de la ruta 123, en el barrio San Judas, Distrito III de Managua, se negó a entregar el celular.

Él se desempeñaba como catador de café en una prestigiosa empresa.

Era originario de Matagalpa y dejó en la orfandad dos pequeños de 6 y 12 años.

Otras Noticias