Piden justicia para niño caraceño

Familiares del niño, Jonathan Osorio Espinoza, quien murió el fin de semana tras recibir una pedrada en el tórax, en el municipio de San Marcos, Carazo, temen que los dos responsables queden libre por falta de beligerancia de las autoridades.

Ángela García, tía del menor, expresó que Gerall Zeledón García, a quien señalan de haber lanzado la pedrada, aún no ha sido llevado ante un juez.

Largas

“Están presos los dos borrachos (Gerall Zeledón García y Luis Enrique Regalado), pero la policía ha hecho largo este caso porque volvió a venir a reconstruir la escena donde cayó el niño”, dijo.

La familia además teme que Zeledón se escape de la justicia, ya que supuestamente operó como paramilitar en la represión gubernamental.

“Nos dijeron que él puede quedar en libertad porque, según su familia, él es intocable porque anduvo como paramilitar. Ese es nuestro mayor temor, además que la familia de ese hombre nos está amenazando”, señaló la tía.

Flor de María Caldera Sánchez, vecina de la familia y quien llevó al niño al centro de salud, está siendo amenazada. “Todos en el barrio tenemos temor, pero yo voy a ir a declarar, se tiene que hacer justicia. No es a un perro al que mató, nosotros como vecinos pedimos que se haga justicia y que esa muerte no quede impune”, comentó Caldera.

Otras Noticias