Amotinamiento por muerte de reo

Una comisión logró mediar y llegar a acuerdos con reos que por varias horas mantuvieron un violento motín en el Sistema Penitenciario de la ciudad de Bluefields, en el Caribe Sur, por la supuesta violación a sus derechos y la muerte de un reo.

El amotinamiento dejó tres policías y dos funcionarios del sistema heridos, y 34 reos con lesiones en diferentes partes del cuerpo.

La comisión, integrada por familiares, líderes evangélicos y funcionarios del Gobierno, levantó una lista de demandas de los internos, con el propósito de cumplirlas, explicó el delegado del Ministerio de Gobernación, Wilfredo Jarquín.

El jefe del sistema,Donald Pérez Garay se comprometió a no tomar represalias hacia los internos.

Sin embargo, se conoció que pese a que la comisión logró bajar la tensión, la policía entró por la fuerza a las galerías para restablecer el orden.

Reo muere

El pasado 5 de noviembre se conoció la muerte del reo Ernesto Samuel Hodgson, de 21 años, a consecuencia de una asfixia por broncoaspiración. Se cree que esto también detonó el amotinamiento de los reclusos.

Según los familiares de los detenidos, estos se alzaron en protesta debido a que rechazan la versión de las autoridades y afirman que el joven Hodgson murió a causa de una golpiza.

“Dicen que él estaba en una celda de castigo, lo tenían enchachado de pies y manos, él vomitó sangre y cuando fue trasladado al hospital ya iba sin signos vitales”, dijo un familiar de los presos.

Una hermana de Ernesto Hodgson, el reo fallecido recientemente, reprochó al delegado porque no atendieron a su hermano.

“Ustedes tuvieron lugar para llevarlo al hospital, él no era ningún animal”, dijo al alto funcionario de Gobernación.

Preocupados

Desde que se conoció la noticia del motín, los familiares de los reos se apostaron frente al Sistema Penitenciario y denunciaron que estos estaban siendo golpeados.

Desde la mañana, los reos habían impedido que funcionarios del penal entraran a las instalaciones.

También se conoció que las autoridades del Sistema Penitenciario llamaron a la Policía Nacional y al Cuerpo de Bomberos, para que ayudaran a restablecer el orden.

Otras Noticias