Suspenden vigilia en Santuario de Esquipulas, Matagalpa

La vigilia que durante más de 20 años se ha celebrado el 14 de enero en el Santuario Nuestro Señor de Esquipulas, en Matagalpa, se suspendió por medidas de seguridad, mientras que la peregrinación que se realizaba el mismo día 14 se ha reprogramado para el 15 de enero, informaron fuentes de la diócesis de Matagalpa.

Será la primera vez, desde 1994, que estas actividades no se realizarán el 14 de enero por la situación política que atraviesa el país, explicó Wilberto Artola Mejía, de la pastoral de Medios de Comunicación de la diócesis de Matagalpa.

Uno de los momentos centrales de esta celebración es la vigilia que se ha realizado los 14 de enero en el Santuario, luego de la peregrinación. Esta actividad queda suspendida.

No obstante, las personas han sido llamadas a peregrinar el propio día 15 de enero, cuando se celebra la misa solemne en el Santuario Diocesano Nuestro Señor de Esquipulas.

“Este año, por la situación que vive el país, las actividades se concentrarán el 15 de enero, quedando suspendida la vigilia del 14 de enero; por tanto el 15 de enero a las 7 de la mañana en los tres puntos tradicionales de peregrinación (El Cacao-Darío, El Rodeo-Esquipulas y en el municipio de San Dionisio) habrá un momento de adoración a Jesús Sacramentado”, indicó la diócesis en una nota informativa.

Recibimiento de los peregrinos

“El 15 de enero a las 8 de la mañana inicia el recorrido con el Santísimo sacramento, de aproximadamente 17 kilómetros hasta el Santuario; donde a las 12:30 será el recibimiento de los peregrinos y a la 1 de la tarde la misa de clausura presidida por el obispo de la diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez”, agregó la diócesis en su nota.

Llamar a peregrinar el 15 de enero rompe con lo que tradicionalmente se hacía, recordó Artola. Durante más de 20 años, los devotos de alejadas zonas de Nicaragua y Centroamérica se reunían para caminar por más de cuatro horas, hasta llegar al Santuario.
Primero se concentraban en tres lugares: en El Cacao, una comunidad, en donde está ubicada una parroquia del municipio de Darío, otro punto es el municipio de San Dionisio y en la comunidad de El Rodeo, que pertenece a Esquipulas.

“Desde esos tres puntos salían caminando hacia el Santuario el 14 de enero, iniciaban la peregrinación a eso del mediodía y llegaban entre las cuatro y cinco de la tarde al Santuario e iniciaban una vigilia de oración durante toda la noche. Al día siguiente, 15 de enero, se celebra la solemnidad del Señor de Esquipulas, conocido como el Cristo

Negro”, sostuvo Artola.

“Muchos dicen que igual van a caminar por cumplir sus promesas, pero la orientación pastoral es que el 15 de enero se va hacer toda la actividad”, dijo Artola.

Un poco de historia

La peregrinación la impulsó el cardenal Leopoldo Brenes en 1994 cuando era el obispo de Matagalpa. Es una actividad a la que se unieron diferentes diócesis del país, devotos de Granada, Estelí, Jinotega y de otros de otros departamentos.

“Al pasar el tiempo ha venido aumentando la cantidad de personas, en los últimos años se ha tenido presencia de personas de países centroamericanos. La actividad ha crecido, entre 25 mil y 30 mil personas que se reúnen en el Santuario. El municipio de Esquipulas queda muy pequeño para la gran cantidad de personas que vienen”, expresó Artola.

Esta fiesta religiosa hizo que “muchas personas vinieran desde tres o cuatro días antes del 15 de enero, porque muchos de ellos cumplen la promesa de caminar desde Matagalpa hasta llegar al Santuario, es parte de la devoción de la gente, desde el 12 o 13 de enero caminaban y llegaban por la noche del 14 de enero al Santuario, donde se realizaba la vigilia, pero este año no habrá vigilia, será una actividad central el propio 15 de enero”, reiteró.

Otras Noticias