Florista acusado de homicidio imprudente

Miguel Ángel Navas Poveda, de 20 años quien labora para una floristería fue contratado el pasado sábado para llevar el arreglo floral al local donde se celebró una boda, pero él no solo cumplió su misión, sino que también se pasó de tragos en la fiesta y horas más tarde provocó un accidente con saldo de fatal de una persona muerta.

Miguel Navas enfrenta una acusación por homicidio imprudente bajo los efectos de bebidas alcohólicas y por esa razón el juez Décimo Distrito Penal de Audiencia de Managua, Celso Urbina lo dejó en prisión preventiva este martes.

En la acusación se asegura que el accidente se produjo a eso de las 9 y 50 minutos de la noche del sábado 5 de enero del año que recién inicia, cuando Miguel Navas conducía una camioneta doble cabina, placas M228245 en dirección de este a oeste impactando el taxi que conducía Jonathan Gómez Chavarría, de 29 años.

El taxista conducía su vehículo placas M11261 en sentido de oeste a este; pero que al llegar a los semáforos de la entrada a residencial Las Mercedes giró hacia el norte, momento en que fue impactado por la camioneta que conducía Miguel Navas.

La Fiscalía asegura en su escrito acusatorio que Navas quien manejaba con 1.44 grado de alcohol por cada litro de sangre al momento de impactar el taxi que conducía Jonathan Gómez se pasó la luz roja de los semáforos.

El Ministerio Público, también respalda su acusación con el dictamen médico legal, donde se indica que el taxista quien expiró en el lugar de la tragedia a consecuencia de hemorragia y politraumatismo generalizado (golpes en distintas partes del cuerpo).

El reo a quien el juez Urbina le programó audiencia inicial para el próximo 16 de enero, dijo a su abogado defensor, Augusto César Torres que el fatal accidente ocurrió porque la víctima (Jonathan Gómez) giró en “u” para ingresar a la bahía de la parada de buses ubicada frente al sitio donde aconteció la desgracia vial.

Otras Noticias