Q'hubo imagen promocional

Último adiós a cantante leonés

Al ritmo de música filarmónica y acompañado de familiares y amigos, fue despedido Simeón Antonio Cortez Vargas, cofundador y tercer vocalista del grupo musical Los Hermanos Cortez.

El sepelio fue ayer domingo 16 de julio en el cementerio Guadalupe, de la ciudad de León.

Luego que el féretro salió a las 11:30 a.m. del templo El Calvario, los habitantes de los barrios El Sagrario, San Sebastián y Guadalupe admiraron desde las esquinas y puertas de sus viviendas, el coche fúnebre halado de caballos y a un grupo filarmónico que sonaba los temas que fueron interpretados por Simeón Antonio y sus hermanos, en lo que fue el primer grupo musical de Nicaragua.

El artista de 77 años falleció el sábado a consecuencia de un paro cardiaco, además de otras complicaciones de salud.

Juan Ruiz Carrión, amigo de la familia y artista leonés, expresó su consternación y calificó a Cortez Vargas como una persona humanista “será recordado porque fue un gran artista, además porque su música queda viva sonando y deleitando a todo tipo de público”, dijo.

Gilma y Orlando Cortez Vargas, dos de los hermanos de Simeón Antonio, participaron en el sepelio al igual que los demás miembros de la familia, que demostraron en todo momento la unidad que siempre caracterizó a esta familia de notables artistas, que lograron llevar su música por distintos países.

Cándida Arvizú Cortez, sobrina del occiso agradeció a las personas que les acompañaron en el sepelio por el cariño que demostraron con su presencia.

“Es un reflejo del cariño que tienen a los artistas que con su música pusieron en alto el nombre de Nicaragua en los años 60 y 70, pero su trabajo musical continua ganándose la preferencia de quienes la escuchan”, manifestó.

Arvizú expresó que la partida de su tío ocasionó mucha consternación en la familia, además porque falleció seis meses después de Sergio Cortez, otro de los integrantes del conjunto musical, al igual de Azucena Cortez, quien murió tres años atrás.

Otras Noticias