Q'hubo imagen promocional

Rechazo a la familia

Hay que ser comprensivos con sus cambios de actitud, abracémosle cuando el niño esté preparado para recibir los mimos y respetemos cuando no, y en el caso que nos rechace, no respondamos con chantaje emocional del tipo “si no me das un beso ahora, luego no me lo pidas”, “así que ya no me quieres”. Ellos tienen que saber que le queremos siempre, pase lo que pase, no les demos amor a cambio de obediencia.

Inteligencia emocional

Los padres pueden ayudar a favorecer el desarrollo de las habilidades emocionales de los niños desde el primer día.

La familia ha de ser el genuino y natural molde amoroso aen que se forme el hijo, para cultivar el modelo ofrecido por los miembros de la familia impacta cognitiva y emocionalmente en los más pequeños. La actitud cordial, el clima familiar favorecedor de inteligencia afectiva está presidido por la cordialidad, es decir, por la comprensión empática, el respeto, la confianza, la comunicación, la sinceridad y la cooperación.

La estimulación intelectual, no se trata de recibir sin más gran cantidad de estímulos intelectuales, sino de que éstos sean variados y beneficiosos. A los padres corresponde en gran medida construir un ambiente que despierte el amor a la cultura en sus diversas manifestaciones.

A través de normas razonadas y razonables el hijo adquiere y refuerza conductas de elevado valor para la convivencia, la disciplina el crecimiento personal acontecen en un marco disciplinar ético en que prime la sensatez y la estabilidad emocional de los progenitores y su proyección en el establecimiento compartido con los hijos de reglas apropiadas.

Otras Noticias